La caries se define por la destrucción causada sobre los tejidos de los dientes, consecuencia del déficit de minerales que provoca la placa bacteriana. Una mala higiene bucal y la ingesta de alimentos ácidos y azúcares son las principales razones o causas de las caries.

Entre los diferentes tratamientos de caries, los más habituales son: flúor, empastes, fundas, endodoncia o extracción de la pieza.

De estos, el empaste es uno de los más populares y se trata de la reparación de un diente dañado, evitando así que el nervio se vea afectado.

Los empastes más habituales son los de resina, ya que favorece la estética frente a otros metales al ser del mismo color que el diente.

Leave a Comment